Roquetes (Tarragona), 16 de diciembre de 2016--Uno de los objetivos principales del Observatori del Ebro para esta campaña antártica es la instalación de un magnetómetro de medidas absolutas que opere de forma automática, de modo que por primera vez se podrá tener una serie continua de medidas absolutas durante todo el año, incluyendo el tiempo en que la base está desatendida.

El campo geomagnético cambia de un punto a otro de la superficie del globo y también en el tiempo, de acuerdo con las variaciones típicas de las principales fuentes que lo gobiernan: las corrientes eléctricas del núcleo terrestre, y de la magnetosfera e ionosfera debidas a la actividad solar. La importancia de tener un registro continuo de esta magnitud física en un sitio como la Antártida radica principalmente en la falta de observatorios magnéticos en este remoto lugar de la Tierra. Mediante la estación magnética, siempre que el suministro eléctrico lo permita, obtenemos las variaciones magnéticas durante todo el año, pero hasta el momento esas variaciones deben calibrarse manualmente mediante magnetómetros absolutos durante las campañas estivales. El nuevo magnetómetro permitirá una completa automatización de las medidas.

El nuevo magnetómetro es único en su especie y en su desarrollo ha intervenido un equipo de instrumentistas belgas que ha utilizado elementos muy especiales tales como motores piezoeléctricos o giróscopos de laser que hacen de este aparato un prodigio de la técnica. Será la primera vez que un instrumento como este se instale en un lugar de las características tan adversas como la Antártida. Para que pueda trabajar correctamente, en esta campaña se montará una construcción en forma de Iglú que proteja el sistema de medida del viento, la lluvia y la nieve y en su interior se montará una caja isoterma que lo aísle térmicamente. El conjunto se calentará con unas resistencias eléctricas (de forma parecida a un suelo radiante) que vendrán accionadas a partir de un sistema de control dinámico. Este sistema de control se ha tenido en pruebas en el OE durante el pasado verano. Allí se ha construido una réplica de todos los habitáculos sobre una solera igual a la que ya se contruyó la pasada campaña en la Antártida. Se ha hecho un estudio completo de sus características térmicas y se ha construido un modelo teórico con ajuste de los parámetros a unos valores que optimicen la regulación del sistema de control. Paralelamente a estos trabajos, también se han realizado tests magnéticos en el observatorio de Dourbes (Bélgica), que han resultado satisfactorios. El equipo de medida será instalado en la BAEJCI por investigadores españoles y belgas durante la segunda fase de la campaña.

El objetivo principal de la presencia del Observatorio del Ebro (OE) en la Base Antártica Española Juan Carlos I (BAEJCI) es hacer posible un registro continuo del campo magnético terrestre mediante una estación magnética automática de la que se tienen medidas desde diciembre de 1996 (es decir, hace justo 20 años). Asimismo, desde la campaña 2004-2005 se procede a la adquisición de sondeos ionosféricos verticales durante el verano austral. El estudio de esta capa de la atmósfera terrestre que permite las comunicaciones vía radio sirve, a la vez, para abordar el estudio de la Física del Sistema Sol-Tierra de forma amplia. La nota de prensa sobre la campaña antártica del año pasado contiene un repaso a la historia de la presencia del Observatorio en la Antártida.

El Observatorio del Ebro es una fundación destinada al estudio y la observación de fenómenos geofísicos. Fue fundado en 1904 por la Compañía de Jesús y se encuentra en el municipio de Roquetes (Baix Ebre). El Observatorio es un Instituto Universitario de la Universidad Ramon Llull y es un centro coordinado del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. El Patronato de la Fundación está formado por el Ayuntamiento de Roquetes (Presidencia del Patronato), la Agencia Estatal de Meteorología, el Ayuntamiento de Tortosa, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el Departamento de Economía y Conocimiento de la Generalidad de Cataluña, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad de Cataluña, la Diputación de Tarragona, el Instituto Geográfico Nacional y el Servicio Meteorológico de Cataluña.

 

solera

Construcción de una solera para el habitáculo del magnetómetro de medidas absolutas automático en la Base Antártica Española Juan Carlos I

 

iglu

Montaje del iglú y de la caja isoterma en el Observatorio del Ebro para la determinación de las características térmicas del conjunto

 

Contacto

Pere Quintana
Jefe de prensa, Observatori de l'Ebre.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
977 500 511

J. Miquel Torta
Investigador Principal, Observatori de l'Ebre.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
977 500 511